lunes, 7 de octubre de 2013

Productos de la sociedad

¿Y si viviésemos  en un mundo sin etiquetas? ¿Y si pudiésemos ser quienes queremos ser, y no quienes los demás quieren que seamos? ¿Y si nosotros fuésemos los dueños de nuestros pensamientos?

Hoy en día parece que el mundo tenga una mentalidad muy abierta, y puedas ser quien de verdad eres, pero ¿Es eso realmente así? ¿Seguro?
Nos pensamos que vivimos en una sociedad donde todos, seamos quien seamos y como seamos, estamos aceptados, pero eso no es realmente así. La realidad es que vivimos en una sociedad donde lo primordial es dar una imagen, y ser aceptado por el resto. A medida que creces, y que vas formándote interiormente como persona, la sociedad siente la necesidad de ponerte una etiqueta, de tenerte encasillado. Esta es una idea que ha ido conformándose con el paso del tiempo, y que todo el mundo ha aceptado. Algo contra lo que todos queremos creer que intentamos remediar, pero por lo cual realmente no hacemos nada, porque total, es más fácil quejarse y no tomar acción, o lamentarse y llorar sólo en la habitación.
Yo propongo algo: pongámosle fin de una vez por todas o, aunque sea, aportemos nuestro granito de arena. Intentemos hacer algo, y que no todo quede en palabras, porque estas el viento se las lleva.
Dejemos de ser productos de la sociedad. Dejemos de ser quienes ellos quieren que seamos, y empezemos a ser quien nosotros queremos ser. Tomemos las riendas de nuestra vida, y nuestros ideales.
A partir de ahora, cuando veas a alguien solo, por muy extraño que sea, acércate, intenta contactar con esa persona. Hazle sentir tu empatia, e intenta explicarle que no está solo, y que entre todos podremos cambiar la percepción de la soledad. Envíale esta publicación, y hazle sentir especial porque, al fin y al cabo, todos tenemos nuestro yo especial dentro, solo hay que encontrarlo y enseñarlo al mundo.
Y si conoces a alguna de esas personas que se siente mejor encasillando a la gente, y haciendole creer que no tiene motivos para sonreir, envíale esta publicación también, hagamosle ver que podemos cambiar, podemos marcar el progreso, pero solo si vamos al unísono, y nos hacemos escuchar.

Espero que os haya gustado la entrada de esta semana o, al menos, que os haya hecho pensar. Si es así dale a +1, y si quieres leer más posts como este suscríbete.
No te olvides de compartirlo por las redes sociales y dejarme un comentario con tu opinión o el tema del que te gustaría que hablase la semana que viene. También puedes seguirme en twitter: @zeniaunel.
Muchas gracias por leerme una semana más, y nos vemos la semana que viene, cumpliendo más sueños.

Zenia.



2 comentarios:

  1. Buen blog! Te invito a ver el mio! Pon esto en el buscador:
    www.amyelperiodico.blogspot.com

    ResponderEliminar