lunes, 29 de diciembre de 2014

Mi 2014

¡Buenas tardes y bienvenidos al camino de los sueños!

Aún me sorprende cómo pasa el tiempo. Hace nada entrábamos en el 2.000 y de eso hace ya quince años...
En fin, que me lío. Lo que yo venía a hacer es un repaso de los mejores momentos de mi 2014, ya que, aunque bastante ajetreado, no ha dejado de ser un año bonito y de crecimiento personal.

Con la duodécima campanada celebrábamos la entrada del nuevo año hace ya casi 365 días, y empezaba así uno lleno de grandes momentos.
En enero me di una oportunidad en una lengua en la que no acostumbraba a escribir -aunque sí a hablar-, y así fue como empezó mi segundo blog, Just Zeni que, al lado de este, se convirtió en una de mis mayores motivaciones, y lo sigue siendo a día de hoy.

De enero a junio me pasé los días entre clases y horas de estudio en casa, siempre intentando sacar algo de tiempo para hacer todo aquello que más disfrutaba.
Entre examen y examen me dedicaba a leer algunos de los libros que se convertirían, en cuestión de días, en mis favoritos; y, entre lectura y lectura, avanzaba en mi auto-aprendizaje de hacer sonar una guitarra (sin hacer que a mis vecinos les entrasen ganas de tirarse por el balcón... o eso creo...)

Al fin se presentó el verano, que pasé entre trabajo, treball de recerca y maravillosas experiencias con gente extraordinaria. 
Sea como fuere, un verano para recordar, no solo por las experiencias, sino por la parte más personal de conocer más aspectos sobre mi misma y evolucionar.
Otra cosa a destacar de este verano ha sido el paso que durante tanto tiempo me negué a dar: tematizar el blog.
Realmente, si por algo decidí abrirme el blog de primeras, fue para escribir las chorradas que se me ocurrían y compartirlas con el mundo, pero es verdad que, poco a poco, fui descubriendo mi esencia blogger (si es que eso existe) y decidí centrarme en una de las cosas que más me gustaban, los libros.
Anyway, creo que fue una buena decisión, ya que he empezado a "especializarme" en algo que me encanta y la calidad de los post ha subido (mm... creo. Igual no. No sé)
La cuestión es que he aprendido muchísimo en estos últimos meses y, aunque tenga mucho que aprender, estoy muy contenta con los resultados y estoy segura de que seguiré adelante.

Finalmente, llevo desde septiembre encerrada en casa estudiando, acabando trabajos y estudiando más (Sí, lo adivinaste... segundo de bachillerato...). 
Pero, ¡eh!, no todo es tan malo como parece.
Aunque no tenga mucho tiempo para salir de casa, se que todo valdrá la pena. 
A parte, estoy aprendiendo muchísimo, haciendo cosas que jamás creí que llegaría a hacer y he conocido personas increíbles en el colegio, así que supongo que todo tiene su lado positivo...

En fin, 2014 ha sido, definitivamente, un año en el que he madurado y he conocido más aspectos de mi misma. Creo que puedo decir que me he superado y he dado todo lo que tenía en mí por cumplir mis metas.

Para este 2015 solo me queda seguir luchando y seguir creciendo; ¡el sueño está cada vez más cerca!

¡Espero que tengáis una magnífica entrada de año y que seáis muy felices!


No hay comentarios:

Publicar un comentario