jueves, 26 de febrero de 2015

Reseña: Buscando a Alaska

____________________________________
Título: Buscando a Alaska.
Título original: Looking for Alaska.
Autor: John Green.
Editorial: Nube de tinta.
____________________________________

Sinopsis
Miles, un joven que busca su destino, y Alaska, una chica perdida en el laberinto de la vida, se enfrentan a preguntas intemporales.
Antes: Miles ve cómo su vida transcurre sin emoción alguna. Su obsesión con memorizar las últimas palabras de personajes ilustres lo lleva a querer encontrar su Gran Quizá (como dijo François R abelais justo antes de morir). Decide mudarse a Culver Creek, un internado fuera de lo común, donde disfrutará por primera vez de la libertad y conocerá a Alaska Young. La preciosa, descarada, fascinante y autodestructiva Alaska arrastrará a Miles a su mundo, lo empujará hacia el Gran Quizá y le robará el corazón... 
Después: Nada volverá a ser lo mismo.

Trama

Miles es un joven inteligente y discreto, sin muchos amigos en el colegio, que hace su vida intentando mantenerse alejado de las burlas de sus compañeros. Su monótona vida da un giro de 360 grados al decidir mudarse a un internado, donde hará nuevas amistades y se embarcará en un viaje a través del cual entenderá el mundo que le rodea y descubrirá quién es realmente Miles Halter.

Motivado por la búsqueda de su "gran quizás" después de leer las últimas palabras de Francois Rabelais, llega a Culver Creek, donde conoce al Coronel y a Alaska, quienes no tardan en convertirse en sus mejores amigos. Es a partir de entonces cuando Miles, el Flaco, no solo se ve influenciado a fumar y beber por sus nuevas amistades, sino que también se empieza a preguntar sobre su vida y todo lo que le rodea.

Después de este viaje, Miles no volverá a ser el mismo. Más maduro y con una perspectiva muy diferente del mundo en el que vive, el Flaco entenderá que no todos los misterios tienen una respuesta.


Opinión personal

Después de haber leído Bajo la misma estrella y haber llorado lo que no había llorado en años, no podía pasar sin leer nada más de John Green. Habiendo escuchado una y mil veces lo buena que era esta novela, decidí empezar a leerla -y ahora me doy cuenta de lo bien que hice-.

Lejos de la historia que muestra la vida desde la perspectiva de una enferma de cáncer, Buscando a Alaska es un libro mucho más profundo y, en cierta manera, menos sentimentalista.
Sí, es cierto que hay una trama de amor, pero creo que el autor sabe darle el suficiente protagonismo como para que el lector no se quede solo con eso, sino que reflexione y se cuestiones todo lo que le rodea, tal y como hace Miles.

La persona que me recomendó la lectura me avisó, antes de que lo empezara, de que ella lo pasó bastante mal mientras lo leía. Ciertamente, tuve la impresión de cercanía hacia la historia, gracias a la ingenuidad con la que el protagonista narra sus vivencias.

Tanto es así que (SPOILER ALERT), a pesar de haber leído bastantes muertes en la mayoría de mis sagas favoritas, la de Alaska ha sido, sin lugar a dudas, la que más me ha marcado.
Supongo que fue por el hecho de haberme metido tanto en la historia, pero la manera en la que Miles cuenta las cosas hizo que me quedase en shock durante los siguientes días -sí, podéis llamarme lo que queráis, pero me afectó más de lo que me esperaba-.
Fin del spoiler

En cuanto a los personajes, creo que ayudan a hacer llegar el mensaje. El hecho de que no los leguemos a conocer del todo no me ha parecido algo negativo, como he leído en otras reseñas, simplemente creo que es la intención del autor, que transmite la idea de lo poco que podemos llegar a conocer una persona y el impacto que esta puede crear en nuestra vida.
Una cosa que me ha gustado ha sido que, aunque Miles sea el narrador y el personaje del que más sabemos -por la simple razón de que es él el que, a través de sus sentimientos, nos cuenta la historia-, la verdadera protagonista es Alaska.
Alaska Young es una joven misteriosa, con un pasado que condiciona su futuro y que se respalda en los cigarril
los, el sexo y, a veces, en los libros para intentar olvidar el camino que la ha llevado a donde está.

El Coronel, compañero de habitación de Miles y su mejor amigo, se ve influenciado por su amiga, pero no es una vida a la que este se niegue. Así, Chip es un chico que, a pesar de ser un tanto pesimista, amar las bromas y odiar a sus compañeros de clase por ser ricos, se escuda en su pasado para conseguir la motivación que le lleva a seguir adelante.

A parte de estos personajes, hay otros secundarios, como Takumi o Lara, amigos del trío protagonista, y el profesor de religión, quien, a través del estudio de las diferentes religiones, hace que los personajes de esta novela se hagan preguntas sobre su vida y su camino en esta.

Otra cosa que me ha gustado muchísimo, y me llamó la atención desde que tuve el libro en mis manos, es la distribución de los capítulos, aunque no sean exactamente capítulos, sino una gran cuenta atrás.

El libro, divido en dos grandes bloques- antes y después- está dispuesto en días, como si fuese un diario, que van pasando, hasta que llega el gran día. A partir de ese momento, la cuenta atrás se convierte en una mera enumeración de días en los que Miles cuenta como es su vida después de lo que ha sucedido.

En conclusión, solo puedo decir que me ha gustado muchísimo, y repito que Looking for Alaska es un libro que me ha marcado de por vida; me ha abierto los ojos y me ha hecho madurar con los personajes.

Después de esta lectura, no me queda ni la menor duda del gran escritor que es John Green y de cuanto me gustan sus libros.

Mensaje
Como ya habréis podido adivinar por los apartados anteriores, este es un libro lleno de mensajes que, no solamente hace que te des cuenta de ciertas cosas, sino que también te obliga a hacer una reflexión interior y a conocerte mejor.
La principal incógnita en la que se basa la trama es el gran quizás, un misterio que llene tu vida y te haga cuestionarte todo lo que te rodea. Así, el lector entiende que algunos misterios simplemente no tienen respuesta.

Por otra parte, está la gran cuestión del laberinto. Con las últimas palabras de Simon Bolivar, "¿Cómo voy a salir de este laberinto?" se abre otra pregunta: ¿Cuál es ese laberinto y cómo voy a salir de él? Al final, cada personaje encuentra su laberinto y su propia manera de salir de él, pero la persona que sujeta el libro se ve obligada a reflexionar sobre su propio laberinto, dándose cuenta de que no hay una respuesta clara a esta pregunta, simplemente un reflejo de nuestras vidas.

Por último, Miles aprende de sus amigos que la vida es demasiado corta como para andarse con arrepentimientos y quedarse anclado al pasado. Nunca sabes cuando va a llegar tu fin, por tanto, no merece la pena perder el tiempo siendo alguien que no eres en realidad.
Vive la vida como si no hubiera mañana y no mires atrás; el pasado no va a volver.

Y tú, ¿has leído Looking for Alaska? ¿Qué te ha parecido?


No hay comentarios:

Publicar un comentario