jueves, 14 de mayo de 2015

Insurgente: libro vs película

Como imagino que ya sabréis, hace más de un mes que se estrenó la segunda parte de la adaptación cinematográfica de la saga Divergente, que coincide con el segundo libro: Insurgente.
Aunque fui a ver la película el día del estreno, la verdad es que los estudios me han quitado todo el tiempo que tenía. Aún así, he querido escribir algo sobre la adaptación, ya que necesitaba expresar un par de ideas que me rondaban la cabeza al salir de la sala, así que supongo que mejor tarde que nunca.

Partiendo de la base que los libros los había leído hacía bastante tiempo, no se puede decir que tuviese unas expectativas altísimas. 
Aunque la historia de Veronica Roth me encantó y me enganchó muchísimo en su momento, la primera película no me acabó de entrar. No se muy bien el motivo; simplemente había algo que me echaba para atrás.
Aún así, fui siguiendo los teasers y trailers de la segunda a medida que fueron saliendo y, a decir verdad, tampoco me llamaron la atención del todo. 
Recuerdo que cuando vi los vídeos lo primero que pensé fue que había olvidado parte de la historia, porque, aunque no la tuviese totalmente definida en mi cabeza, sí que recordaba los momentos más importantes y no conseguía relacionar prácticamente ninguna de las imágenes. 

Sea como fuere, el día del estreno convencí a mi prima y la arrastré hasta el cine, y he aquí donde empiezan mis dudas:


En primer lugar, la historia no está trasladada fielmente. 
Imagino que para llevar una narración a la pantalla hay que hacer ciertas modificaciones, pero creo que en este caso ha sido excesivo. 
Si algo me gustó de la primera película fue la voz en off del principio, ya que permitía a cualquier espectador, lector o no, entender el contexto en el que se desarrollaba la trama; por eso pensaba que la usarían de nuevo para situar la acción en la revolución que se narra en Insurgente.
En lugar de eso, han decidido adaptar la historia a algo más "senzillo" o más fácil de seguir, introduciendo una caja, que supestamente contiene la verdad sobre el sistema de facciones, que en ningún momento se menciona en los libros - al menos que yo recuerde- y girando la acción entorno a ésta.

Aún así, no toda la película es un completo desastre.
Un aspecto que hay que destacar son los personajes.


Me ha gustado el hecho de que, a pesar de los cambios, éstos todavía demuestren una evolución.
Por una parte, tenemos a Tris, que se da cuenta de su fuerza y su valentía y decide luchar e, incluso, sacrificarse por sus compañeros, pero también demuestra tener una parte sensible que hasta ahora escondía, especialmente cuando se trata de su familia.
Así, he de admitir que, aunque no me acabe de gustar Shaileen Woodley, hace un buen trabajo mostrando ambas caras del personaje.

Por otro lado, mi amado Theo James, como es habitual, encarnando a la perfección un Cuarto fuerte y dispuesto a luchar, pero abriendo su corazón cada vez más.

Para acabar con los personajes, creo que hay que dar una especial mención a los secundarios, que ayudan a conducir la historia.
En primer lugar, Peter, que juega con su lado bueno y malo delante de otros personajes, sin dejar de demostrar su maldad de cara al público. 
Para mí, eso es algo de gran dificultad, pero que Miles Teller ha sabido transmitir muy bien.

Y hablando de retos, no podía dejar a parte el de Ansel Elgort, encarnando un Caleb que se ve obligado a traicionar a su hermana y sus compañeros por defender a su facción.
No era un papel nada fácil de llevar, y creo que, a pesar de la dificultad, el actor lo ha sabido llevar a la pantalla con mucha emoción.

Pasando a los decorados y las localizaciones, diré que me gustaron mucho en general.
A decir verdad, no me imaginaba la sede de verdad así, pero no es que me disgustase, simplemente fue una visión diferente. 
En cuanto a la sede de cordialidad, creo que estaba muy bien organizada y sí que se asemejaba a la imagen que me había hecho mientras leía.

En resumen, ha sido una película que no ha acabado de cumplir las expectativas, aunque, si bien la historia me ha decepcionado, los aspectos más "técnicos" sí que me han gustado.

Y a ti, ¿qué te ha parecido?