domingo, 21 de junio de 2015

Book Tag: Las enfermedades de los libros

¡Hola y bienvenidos al blog!

Hoy he decidido hacer otro book tag, ya que estoy acabando de leer un par de libros y me apetecía escribir algo aunque todavía no pueda hacer las reseñas.
Como imagino que ya sabéis, corren muchísimos book tags por internet, así que hoy he decidido hacer el de las enfermedades, que me ha parecido interesante y divertido, así que espero que vosotros también paséis un buen rato leyéndolo.
Y ahora sí, sin más dilación, el tag:

1. Diabetes: Un libro muy dulce

Un Piercing en el Corazón, de Marisa López Soria.

Éste fue un libro que nos hicieron leer en el colegio en cuarto de la ESO y, a día de hoy, todavía recuerdo lo mucho que disfruté leyéndolo.














2. Varicela: Un libro que no volverás a leer

Crepúsculo, de Stephanie Meyer.

La verdad es que no me llegó a enganchar nada y, aunque sí que he visto algunas de las películas, tampoco me gustan demasiado.















3. Ciclo: Un libro que no puedes evitar releer

Las ventajas de ser un marginado, de Stephen Chbosky.

Como ya he dicho más de una vez en otros posts, este libro me ha marcado muchísimo y no puedo evitar cogerlo cada vez que he tenido un mal día o que estoy triste.














4. Gripe: Un libro que está en todas partes

Cualquiera de John Green encajaría en ésta sección, pero Bajo la misma estrella es el que más se ha promocionado por razones obvias.
A parte, conozco a bastante gente que antes de ver la película se negaba rotundamente a coger un libro por entretenimiento y que después de haber leído el libro -una vez vista la peli-  ha empezado a leer regularmente por placer.












5. Insomnio: Un libro que te mantuvo en vela toda la noche

Sinsajo, de Suzanne Collins.

Fue gracias a la trilogía de Collins que empecé a leer con más frecuencia, y los tres libros me gustaron muchísimo, pero sin duda Sinsajo me enganchó desde la primera página.














6. Amnesia: Un libro que no recordabas haber leído

Cualquiera de los libros que me hicieron leer durante la ESO y que no marcaron especialmente.

7. Asma: Un libro que te dejó sin aliento


Buscando a Alaska, de John Green.

Si leéis mi reseña del libro entenderéis mejor por qué me robó el aliento, pero sin duda éste ha sido otro de los libros que más me ha marcado.













8. Desnutrición: Un libro que te supo a poco


The miseducation of Cameron Post, de Emily M. Danforth.

Cuando leí la sinopsis me llamó muchísimo la atención y, aunque es verdad que el principio me gustó muchísimo, cuando llegó al punto que más pensé que me interesaría me empezó a aburrir.
Creo que la historia está muy bien planteada, pero podría estar mejor dirigida, especialmente cuando se acerca al final.











9. Cinetosis: Un libro que te hizo viajar a través del tiempo o del espacio


La Ciudad de las Bestias, de Isabel Allende.

Otro libro que nos hicieron leer en cuarto de la ESO y que me enamoró completamente, tanto por la trama, como por los personajes y las ambientaciones.













Y esto es todo por hoy, aunque estad atentos al blog, porque de aquí poco (o eso espero) habrán nuevas reseñas (y una de ellas es de un libro de mi amado John Green).

¡Muchas gracias por leerme y hasta pronto!

sábado, 13 de junio de 2015

Verano

¡Hola a todos y bienvenidos a una nueva entrada!

La verdad es que hace tiempo que no empezaba una entrada de esta manera (o que directamente la empezaba) y, aunque me guste más escribir posts con un cierto toque más creativo o hacer reseñas, sí que es cierto que echaba de menos escribir por aquí.

¿Por qué tanto tiempo sin dar noticias? os preguntaréis; bien, la verdad es que no he tenido nada de tiempo, y eso es lo que vengo a explicaros hoy: a qué se ha debido mi ausencia y qué rumbo tomará el blog a partir de ahora.

Antes de nada he de decir que segundo de bachillerato quita mucho tiempo, y entre exámenes, trabajos y selectividad no he tenido ni un segundo para poder escribir, aunque las ganas no me han faltado, eso os lo aseguro.

Sea como sea, ya he acabado los exámenes y la temida selectividad, de la cual me llevo muchas anécdotas que quizá os cuente en algún otro post (porque os prometo que yo auguré la pregunta de la catáfora, y no es mentira). Anyway, ya estoy de vacaciones -¡qué bien suena al decirlo en voz alta!-, lo que significa que tengo todo el tiempo del mundo para leer, escribir y disfrutas del verano. 
Esto se traduce en que a partir de ahora voy a empezar a escribir más reseñas, a hacer más sesiones de fotos que quizá suba al blog y a transmitiros más de mis paranoias que de verdad espero que disfrutéis.

Esta foto es de hace tiempo; de un día que fui a un pueblecito de la cosa con mi familia. La cosa es que me recordaba al verano, así que he decidido ponerla.

Así que queda todo dicho, ¡espero que tengáis un buen verano y que os entretengáis mucho leyéndome!