domingo, 3 de julio de 2016

Con aires renovados

Después de casi un año inactivo y un lavado de cara, por fin ha llegado el momento de volver a poner en marcha el blog. Durante este año he tenido que adaptarme a una situación completamente nueva en mi vida, ya que ha dado un giro completo, así que preferí darme un tiempo para asimilar toda esta nueva situación, motivo por el cual me aparté del blog. Es cierto que he echado de menos escribir y estar en contacto con los pocos lectores que el blog había reunido, pero realmente era un tiempo que necesitaba para mí misma.

Durante este año he aprendido muchísimo. He superado mi primer año de universidad, uno de los factores que ha influido en este cambio personal. Ha sido un año intenso de auto-descubrimiento, de conocer a gente nueva y maravillosa con maneras de pensar y ver el mundo totalmente diferente a lo que conocía hasta ahora. Ha sido un curso denso pero renovador, algo que realmente necesitaba. Por otra parte, he estado trabajando durante este tiempo, otro de los motivos por los que no he tenido tiempo de pararme a escribir. Esta nueva situación también ha contribuido en este proceso de auto-descubrimiento que estoy viviendo, ya que poco a poco empiezo a ver mi futuro un poco más claro y día a día descubro un poco más de mi vocación.

En cuanto al futuro del blog, tengo que admitir que es un tanto incierto. Marché con un blog totalmente etiquetado como "literario", en el que desde hacía un tiempo solo me permitía escribir sobre lecturas recientes, etc., que sumó la desmotivación a este parón. En vista a mi vuelta, he decidido abrir mis publicaciones a aquello que me apetezca compartir en cada momento, sin restricciones ni presión alguna.

En fin, con esta publicación quería volver a dirigirme a vosotros para contaros los motivos de mi larga ausencia y animaros a que sigáis conmigo en este viaje que retomo hoy; sigamos caminando juntos el camino de los sueños por cumplir.

Hasta pronto,
Zeni

No hay comentarios:

Publicar un comentario